¿Por qué no celebran el día del padre?

Recuerdo con verdadero cariño aquellas manualidades que se hacían cada año por estas fechas y luego más tarde en mayo, para regalar a nuestro padre o nuestra madre, el que tocara, en su día.

Papá e hijo pingüinosNo sabría decir la de ceniceros de arcilla, construcciones de palillos, flores de papel o dibujos especiales que he podido hacer para estos días de celebración a lo largo de mi vida escolar, pero son muchos. Y contando que tengo cuatro hermanos, no se con cuantos de estos agasajos se habrán acabado juntando mi padre y mi madre, claro… Pero con cada uno de ellos se les iluminaba la cara, porque sabían la ilusión y empeño que habíamos puesto todos nosotros para llevar a casa el regalo más increíble posible..

Sigue leyendo

Anuncios

Discriminar por la igualdad o Lilaton

El Domingo pasado se corrió en San Sebastián y con gran éxito de participantes la Lilaton, una carrera por la igualdad que se lleva organizando desde 1.990. Es una prueba donde sólo pueden participar mujeres. Y como mujer me indigna. 

Infografía LILATON - ¿Discriminadas? o más bien Discriminados...Pienso que cada uno es muy libre de hacer con su cuerpo y sus zapatillas de correr lo que le plazca, pero esto de la Lilatón no lo entiendo, y perdón por mi ignorancia. Una carrera contra la discriminación que discrimina. Que aboga por la igualdad de la mujer menospreciando al hombre, no dejándole participar. ¿Los hombres no pueden luchar por la igualdad de la mujer? ¿Queremos ser iguales y lo decimos haciendo algo que nos diferencia?.

Sigue leyendo

¡Ya no me justifico más!

Hay una cosa que no te cuentan el día que te conviertes en mama, y es que te vas a pasar el día justificándote. ¡Pero he decidido plantarme, ya no me justifico más! 

No volver a justificarme by DragonArtTodo puede empezar incluso antes, en el momento que empiezas a compartir con tu entorno con toda la ilusión del mundo (o no) que estas embarazada. Aquí hay dos posibilidades:
<<Cómo, ¿Tan pronto? ¡Pobrecita la mayor!>> En caso de que sea el segundo hijo y que sean muy seguidos, para no sentirte una mala madre, te verás a ti misma justificándote con argumentos como que así podrán jugar juntos, que así el mayor no tendrá celos porque no se entera…. Y lo que te apetece es decirle, “Que pasa, ¿¿Acaso te he pedido tu opinión??”.

Sigue leyendo

De Belenes navideños y otros asuntos

Una intenta mantener el espíritu navideño (cuando realmente le saca de quicio la Navidad), para que de pronto aparezca un indeseable y le quite a una el espíritu y alguna cosa más de un plumazo , ¡indignante!.

Nacimiento de la Plaza de Guipuzcoa de San Sebastián, sin el niño Jesús

Se acerca peligrosamente la Navidad, y para ir abriendo boca de temas navideños (y sobre todo para empezar yo misma a hacerme a la idea) había pensado hablar de Belenes colocados en lugares públicos, cuya visita es tradición año tras año. Cada ciudad tendrá los suyos, pero yo cuento lo que conozco, aunque sea de oídas, que es San Sebastián y alrededores.

Desde que tengo uso de razón, cada año vamos a visitar el Nacimiento de la Plaza de Gipuzkoa. De pequeña iba con mis padres y hermanos, y ahora soy yo la que llevo a mis hijas. Y ese fue nuestro plan del Sábado. En el camino les iba contando a [A.] y a [C.] cómo son las figuras, que tiene diferentes escenas, vamos, todo lo que se me ocurrió para dar emoción al tema. Y claro, al llegar allí ya estaban muy emocionadas (cuando me pongo en modo navideño no hay quien me pare). Así que corrimos a la zona de la plaza donde estaba el portal de Belén con su establo, sus pastorcillos, sus animalitos, su Virgen, su San José y …. ¿y el niño Jesús? ¡Lo habían robado! Pensé: No puede ser, lo tendrá la Virgen en brazos, o San José, o los Reyes Magos, ¡¡¡yo que se!!! Se me ocurrió de todo. Hasta pensé que quizás no lo ponían hasta el día 24. Ese Belén tiene tanto detalle que lo mismo los de la Asociación Belenista de Gipuzkoa, que son los que lo colocan, habían decidido ceñirse estrictamente a la historia y no ponerlo hasta ese día… Mientras [C.] y yo comentábamos dónde podía estar la figurita (tiene 2 años, pero lo comenta todo) una mama que estaba por allí nos confirmó mis peores temores: “El niño Jesús no está, lo han robado. Solo han dejado la cuna”. Y de ahí mi indignación… ¿¿¿Cómooooo??? ¿¿Quién narices puede ser el desalmado que roba la figura más importante del Belén y a la que van a visitar todos los niños??? La cara de [C.] era un poema. Y como era de esperar, comenzó el interrogatorio: “pero mamá, ¿Jesús se ha ido al cielo?¿Porqué no está con su mamá?” “No cariño, es que hay personas malas que hacen cosas malas, y alguien se ha llevado al niño Jesús.” “¿Se ha ido al cielo?¿Dónde está?¿Nos está viendo?¿Qué es una persona mala?¿Tienes algo para comer?” Menos mal que esa pregunta me sirvió para desviar su atención y finalizar con la tanda de preguntas, que se estaba empezando a poner difícil, porque no le vale cualquier respuesta a la señorita, no. Como no le convenza lo que le cuentes sigue preguntando lo mismo una y otra vez, un horror…..  Menos mal que [A.] pasó del Belén y se fue a ver los cisnes que hay siempre en esa plaza, una tanda de preguntas menos. Total, que cogimos a las crías y nos fuimos de allí absolutamente indignados, sobre todo por haber tenido que explicar a nuestra hija de 2 años lo que es la maldad humana. Lo tiene que saber, claro, pero no creo que fuera el momento de encontrarse una demostración en vivo….

Total, que al final lo de los Belenes Guipuzcoanos lo dejo para otro día.