Truco para dejar el chupete

Todos sabemos el paso tan importante que supone para un bebe/niño dejar de usar el chupete, y cada uno tiene su método para lograrlo. Os cuento el mío.

planta de chupetesHay quien le da el chupete a los Reyes Magos, lo que a mi personalmente me parece super cruel (si yo tuviera que dejar el chupete a los Reyes creo que les odiaría para siempre). También sirve dejárselo a Papa Noel, el Olentxero, Maridomingi (si sois del País Vasco) o quien traiga los regalos en vuestra zona. Luego está el dejarlo así sin más, pero me parece un poco triste, la verdad. Me gusta montar historias alrededor de los hitos importantes, será que soy una cuentista, no se… Sigue leyendo

Anuncios

¿Quién está tosiendo?

Llega el frío, y con él los virus acompañados de mocos, toses, … y los niños en general y las mías en particular los pillan todos al vuelo, y generosamente los comparten con el resto de habitantes de la casa…

DrKilmerEl problema es que lo que para ellas es un contratiempo sin importancia, para los adultos que estamos alrededor es un drama, porque no nos recuperamos de uno y ya estamos con el siguiente. Pero me estoy desviando del tema. Como os decía [C.] está con un catarrazo de aupa, tercero en lo que vamos de curso, y entre otras lindezas (cada vez que le sueno se echa a llorar “Esque los mocos están pringosos, mama”) no para de toser. Esto de las toses es algo que siempre me ha encantado por la cantidad de remedios que oyes. En el parque no falla: “¿Has probado ya esto, lo otro o lo de más alla???” Cuando tu niño empieza a toser, siempre hay una mama solícita cerca para darte el remedio casero más eficaz (y muchas veces surrealista) que has oído nunca. Confieso que yo también lo he hecho. Esta costumbre debe ir con el chip maternal ese que nos implantan el día en que el Predictor da positivo.

Aquí van algunos de los trucos que he ido recopilando:

1 y 2.- Los básicos: Elevar la cabecera de la cama y poner una toalla mojada en el radiador. No se si funciona, pero como les eleve más la cabecera a mis niñas van a acabar durmiendo de pié, en plan vampiros… Y lo de la toalla que no falte desde el primer día que encendemos la calefacción, por si acaso…

3.- Poner cebolla en un plato junto a la cama. Según quien te lo cuente basta con partirla por la mitad, aunque las más exageradas la cortan en juliana. Las más modernas añaden que si pones una cucharada de azúcar y unas gotas de agua huele menos y el efecto es aún mejor. Doy fe de que la opción clásica funciona, porque mi madre lo usaba conmigo. Pero hoy es el día en que aún recuerdo cómo olía la habitación al día siguiente… Me callo que no me quiero poner desagradable.

4.- Vick Vaporub en la planta de los pies. Les untas bien la planta de los pies, les pones unos calcetines de algodón y listo. Actualmente este es mi remedio estrella, y llevo ya 3 botes usados desde Octubre… ¡¡Y los que haga falta!! Huele genial, es cómodo de aplicar, se parten de risa cuando se lo untas y se van felices a la cama… Todo ventajas. Y encima funciona bastante bien. Milagros a Lourdes se suele decir, pero dormimos mucho mejor desde que me animé a probar esto. Soy un poco miedosa y lo consulté con el pediatra antes de ponerle esto a  [C.] por primera vez (tiene 2 años) y no puso ninguna pega.

Por el momento ya tengo mi remedio de cabecera, pero algún día escribiré sobre los “remedios caseros” para la tos que encuentras por Internet. Alucino que la gente le haga esas cosas a sus hijos para que dejen de toser. En fin, hay gente para todo. Si alguien tiene algún otro truco contra la tos infantil que lo comparta, ¡¡¡por favor!!!

¡Ojalá lo hubiera sabido antes!

La de veces que he recorrido blogs y blogs buscando cómo hacer esto o aquello, normalmente relacionado con mis niñas, la cocina, el trabajo… A partir de ello he aprendido mucho y también me he dedicado a experimentar por mi cuenta. Unas veces he tenido éxito y otras no, lo confieso. Pero gracias a ello tengo unos cuantos trucos que al menos a mi me funcionan y que ojalá los hubiera sabido antes.

En cuanto a las compras, ojalá hubiera sabido antes lo absurdo que era aquello que compré, o por el contrario, cómo he podido vivir sin eso otro tanto tiempo…

Igual alguien entra algún día en este blog en busca de consejo como yo lo hice antes en muchos otros de los que ya os hablaré (y lo sigo haciendo, claro!!). Pero este es otro tema.