Las Redes Sociales me han sorprendido I

Empecé a utilizar las redes sociales por obligación al apuntarme al Master de Community Manager que estoy haciendo ahora como parte de mi “vuelta al agua”, y reconozco que me han sorprendido gratamente.

Social Media
Diseñado por Freepik

Hasta ahora las veía como un pasatiempo para adolescentes y para gente pelma que le encanta poner al día a todo el mundo de lo que pasa en su vida (que pienso que realmente no interesa a nadie), pero he descubierto que son mucho más que eso. Sobre todo, he visto que aportan mucho más a nivel personal de lo que yo pensaba.

Sigue leyendo

Anuncios

¡¡Estoy obsoleta!!

Pensaba que estar obsoleto era algo que le pasaba a los productos o a la gente muy muy mayor, pero veo que estaba equivocada.

small__4583973773
por: Βethan via photopin cc

Últimamente se habla mucho de la obsolescencia programada de los productos, algo que me da muchísima rabia, sobre todo cuando algo que utilizo habitualmente deja de funcionar sin razón aparente. Entonces maldigo a los fabricantes y a la mencionada obsolescencia. Pero últimamente me está pasando algo que me da más rabia aún: programada o no, ¡la obsoleta soy yo!.

Desde que empecé el master ya fuí viendo cosas que me lo indicaban. Me tuve que bajar unas cuantas aplicaciones al móvil tipo Facebook o Twitter porque es lo que voy a utilizar en mi nueva andadura y no sabía casi nada sobre ellas. Tenía perfil en Facebook desde enero de 2009 porque alguien me dijo que estaba muy bien (en esa época aún estaba dentro del agua…), pero además de hacer un par de comentarios no lo usé mucho más. Twitter ni lo había visto. Peor son Flickr o Pinterest, que ni sabía que existían… Y ahora me paso el día vigilando los “me gusta” de mi nueva página de Facebook… Ya me he reciclado en una cosa, ¡bien!

Pasamos al tema herramientas de trabajo. Me he tenido que cambiar de ordenador, porque tenía un portátil con Windows XP, y ya van por la versión 8. Además, lo tenía tan lleno de aplicaciones para dibujar princesas y cosas así que estaba condenado, pobrecito. Y cuando me voy a poner a dibujar con mi estupenda tableta gráfica Wacom, descubro que tiene la punta rota. “Alguien” decidió pintar las princesas que comentaba antes con mi tableta y no controló demasiado la presión. Venga, otra cosa que ya no me sirve… Pediremos una nueva a los reyes magos. Otro problema solucionado , ¡y van dos!.

Lo peor que me ha pasado, y el detonante de todas estas reflexiones fué cuando intentaba diseñar el encabezado de mi nueva página de Facebook en Adobe Illustrator y se me resistía hacer un cambio, por lo que tuve que pedir ayuda a una profesora de Área (gracias, Raquel). Me explicó estupendamente como hacer lo que quería, y yo inocentemente le comenté: “Es que yo estoy acostumbrada a Freehand y con éste programa no me apaño del todo bien” a lo que me contestó “¿¿¿¿¿Freehand????? Habrá que renovarse un poco, ¿¿¿¿no????” Confieso que me hundió en la miseria y me sentí muy muy antigua…. obsoleta. En esto aún estoy trabajando, así que me pongo un minipunto de reciclaje nada más, pero bueno, por algo se empieza.

Si me pongo a pensar seguro que encuentro más ejemplos de este tema, pero creo que ya es suficiente por hoy. Como propósito de enmienda pienso ponerme al día en todo lo que vaya detectando que me hace falta. ¿Todo? Uffffffffff….